Valle de Losa

Usted está aquí

Mirador Alto de la Guardia

Mirador Alto de la Guardia
Dirección:
Teléfono:
Móvil:
Fax:
Mail:
Web:

Localidad: Calzada

El recorrido que proponemos en este número 4 de “La Solana” describe un triángulo que empieza y termina en Calzada. Como todos los anteriores, no presenta grandes dificultades ni requiere demasiado esfuerzo, y para todos aquellos que lo completen, ofrece una vista privilegiada desde el mirador.

Con todo lo que vimos y algunas de las muchas cosas que Felipe Villamor, vecino de Calzada, nos enseñó durante el paseo, hemos elaborado esta ruta con esperanza de que os sea de ayuda a quienes venzáis la pereza y “os echéis al monte”.

La ruta empieza en las proximidades de Calzada. Al llegar al pueblo desde Quincoces, se gira hacia la izquierda y se toma una pista que, de agotarla, nos conduciría a Río. Cogemos luego la primera desviación a la derecha y, más tarde, al llegar a una bifurcación del camino, continuamos por la izquierda. Seguimos esa dirección hasta que, a unos 2 Km. Del casco urbano de Calzada, poco antes de un poste del tendido eléctrico nos salga al camino que sigue hasta Villaluenga, giramos a la derecha y nos situamos en la dirección adecuada para iniciar el ascenso al Monte de la Guardia, registrado con el nº 400. Es posible llegar en coche hasta este punto del recorrido, pero de aquí en adelante, seguimos a pie.

Estamos en el término conocido como El Valle. El camino es amplio y cómodo y, afortunadamente, se ha librado por ahora de los destrozos que ocasiona el uso indiscriminado de vehículos todo - terreno en nuestros montes.

Enseguida encontramos la primera barrera de alambre, que podemos franquear por la derecha sin necesidad de abrir.

A ambos lados de la pista forestal, que sirve a su vez de cortafuegos, se entremezclan hayas, pinos, robles, iscarrios (nombre con el que en estas tierras se conoce el arce) y algún avellano. Ahora que hay tan poco ganado en la zona, el bosque se está cerrando y se está convirtiendo en un refugio perfecto para los jabalíes, que tienen, además agua y fincas “a tiro de piedra”.

Localización